Tipos de talasemia

Hay dos tipos principales de talasemia: mayor y menor. El tipo más común es el más grave, denominado talasemia mayor. Los síntomas pueden ser leves, como anemia, o graves y requerir transfusiones de sangre. Ambas formas pueden tener una variedad de síntomas. Para determinar si tiene talasemia, consulte con su médico. En casos raros, puede ser necesario un análisis de sangre.

Hay varias causas de talasemia, y cada una provoca síntomas diferentes. Estas causas pueden dificultar la búsqueda del mejor tratamiento. Una razón para asegurarse de que está recibiendo el tipo de sangre correcto es asegurarse de que no desencadene una respuesta inmunitaria. Además, las transfusiones de sangre pueden causar problemas graves, como insuficiencia cardíaca y anemia. Las personas con talasemia también tienen más probabilidades de contraer infecciones. También tienen un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de bazo.

Los síntomas de la talasemia generalmente están presentes al nacer o se desarrollan durante los dos primeros años de vida. La gravedad de la enfermedad depende del número de genes defectuosos. Algunos pacientes tienen una forma leve, mientras que otros tienen una forma grave. Un niño con una forma leve no tendrá ningún síntoma. Dependiendo de su talasemia específica, es posible que no puedan crecer, tengan ictericia y un crecimiento lento. Un niño con una forma leve de talasemia no experimentará ningún síntoma, mientras que otra forma puede no recibir ningún tratamiento.

En la mayoría de los casos la talasemia se hereda. Se transmiten de padres a hijos a través de los genes. Los genes contienen instrucciones para las células del cuerpo. Si una persona hereda dos tipos diferentes de talasemia, la afección se llamará beta talasemia mayor o beta talasemia menor. En casos severos, la transfusión de sangre puede causar una sobrecarga de hierro, que debe tratarse con terapia de quelación.

La beta talasemia puede ser dependiente de transfusiones o no dependiente de transfusiones. Un paciente con talasemia beta suele mostrar síntomas entre los seis meses y los dos años de edad. Una persona con una forma importante de talasemia puede mostrar síntomas a medida que envejece, pero es raro que desarrolle la enfermedad. También puede ocurrir a cualquier edad. A algunas personas con talasemia se les diagnosticará una forma grave de la afección.

CBC es una medida de las células sanguíneas y su composición. Estima el número de glóbulos rojos y la cantidad de hemoglobina en ellos. También indica si los glóbulos rojos tienen formas o tamaños anormales. Tener un volumen corpuscular medio bajo es un indicador clave de talasemia. Si los resultados indican que una persona tiene esta condición, su médico le recomendará medicamentos. Un paciente con talasemia beta recibirá tratamiento según el tipo de talasemia que tenga.

Además de la anemia, las personas con talasemia pueden tener problemas cardíacos, problemas renales y más. Los niños con talasemia pueden estar en riesgo de sufrir estas complicaciones. Un bazo agrandado puede causar otras complicaciones. En casos raros, la anemia puede hacer que el corazón de un niño deje de crecer. Sin embargo, se puede hacer un diagnóstico adecuado a cualquier edad. El historial médico y las pruebas de un paciente pueden ayudar a identificar el tipo de talasemia.

CBC es una medida de las células sanguíneas. Estima el número de glóbulos rojos, así como su contenido de hemoglobina. También muestra la forma y el tamaño de los glóbulos rojos. Si el volumen corpuscular medio es demasiado bajo, puede ser un signo temprano de talasemia. También es síntoma de una anemia grave, mientras que en un porcentaje menor es síntoma de la enfermedad.

Tanto la beta como la a-talasemia se heredan genéticamente. Esto significa que se transmiten de un padre a otro a través de sus genes. Cada padre tiene dos copias del gen. Esto significa que una persona puede tener cualquier tipo o una combinación de ambos. No se sabe por qué algunas personas tienen más beta que otras, pero una persona con beta-talasemia tiene un tipo b-talasemia si dos de sus padres tienen un genotipo beta-talasemia A y uno de su madre.

La alfa-talasemia es el tipo más común de talasemia y es el tipo más común. No tiene síntomas y se puede transmitir a los niños. También existen formas menores de talasemia, y ambas están genéticamente predispuestas a desarrollar la enfermedad. La condición también se hereda a través de los genes maternos. A pesar de su rareza, los pacientes asintomáticos pueden desarrollar una variedad de complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.